REPENSAR LA ASTROLOGÍA: PROPUESTAS CONCRETAS

No puedo menos que agradecer a quienes manifestaron su solidaridad por la partida del colega y amigo… Mario Álvarez.

El tránsito de este plano al otro, sea cual sea, es algo que nos acompaña a unos más que a otros. En nuestro caso, supongo que por mi Luna en Escorpión o Plutón en la Casa IV, porque no recuerdo un año, en que no haya partido alguien cercano y querido…

Ante ésto, con humildad, debemos reconocer que no contamos con toda la verdad para conocer, ni siquiera habiendo aprendido a manejar algunas de las herramientas astrológicas más importantes (y para ciertos cálculos, tampoco disponemos de todas las requeridas…)

En cierto sentido, resulta paradójico observar algunas respuestas a la necesidad de hacer una revisión profunda de mucho del “lastre” que la Astrología ha cargado a lo largo de la historia.
Es evidente que “sacudir” la estructura, suscita las más enconadas reacciones de quienes disfrutan de cierta comodidad… Por eso, asombra la soberbia indescriptible que justifica el anquilosamiento conceptual de una buena parte del arsenal astrológico.

Como se ha expresado, la práctica astrológica está plagada de tantas teorías que, con excepción de los “espejos” no pensantes, dudo que nadie serio y respetuoso, deje de forjarse la suya propia, al igual que suele poseerse, una visión individualizada de algo tan trascendental como la muerte.

Al sacudir, nuestro aparato conceptual, prevalece un elemento del que, necesariamente debemos partir: LA DETERMINACIÓN DE LA SINCRONICIDAD. (Al respecto, hay un artículo muy interesante escrito por un extraordinario estudioso, nacido en Costa Rica: Juan Antonio Revilla:

http://www.expreso.co.cr/centaurs/essays/es/sincronicidad.html)

Tal ajuste o corrección es esencial para cualquiera de las ramas de la Astrología; siendo especialmente sensible, como expuse recientemente, en el caso de las Direcciones primarias (4’=1 año) a las que les da tanta importancia la Tradición. Su uso, con la alegre información de la que, usualmente disponemos, implicaría una casi imposible exactitud al tomar como punto de partida, la mayoría de las “horas” de nacimiento. Aun con un gran margen de error, las técnicas de corrección de la hora, no nos dan la certeza necesaria para poder hacer determinaciones exactas y rigurosas.
Dicho lo anterior, en muchos estudiantes y practicantes, subyace una confusión porque 4′ = (60’*24h)/360 (Direcciones Primarias) =>4′ equivalen a aprox. a 1° de la circunferencia, (reflejado en el cambio en el ascendente y en la Rueda de la Fortuna y en segundos y fracciones en los movimientos del Sol y la Luna) lo que puede confundirse con el cálculo en las Secundarias (equivalente a 1 día = 1 año => 1° Solar = aprox. 1440′)

La base de lo expuesto hace unos días es que, si bien la hora no es exacta, tampoco lo es EL MISMO SER que, se ha desarrollado, a lo largo de las experiencias vividas, en ese determinado lapso de tiempo. Esta proyección debería ser EL PUNTO DE REFERENCIA PARA TODO CÁLCULO ESPECÍFICO.

Si partimos del “momento” del nacimiento… proyectado a tantos días y fracción, como edad se tenga (o del momento que se deseé analizar) y sobre el gráfico obtenido hacemos el cálculo de los tránsitos, pero no referido al natal… estaremos analizando a un ser que ha evolucionadohasta ese punto, a partir de la suposición considerada como tiempo inicial.

Con algunos programas informáticos como el Zodiac o el CPA Kepler o el Astrowin de Allen Edwall, u otros, se puede calcular un mapa derivado y “manualmente” con esos datos, levantar el nuevo gráfico, sobre el que se aplicarán los tránsitos a ese instante.

Ésto es mucho más coherente y ajustado a la “realidad” de quien o de lo que se esté analizando.
Los elementos simbólicos de los aspectos y componentes involucrados siguen siendo los mismos… lo único que cambia es la referencia sobre la que se hace el análisis.

De igual manera, deben ajustarse las sinastrías a las progresiones y no sólo a los Mapas Radicales. En cierto sentido, implica un replanteamiento en el uso de las Revoluciones, ya que también deberían estar referidas al SER QUE SE ES EN EL MOMENTO QUE SE ESTÁ HACIENDO EL ESTUDIO (a su proyección o regresión espacio-temporal)

Ésta es nuestra manera de trabajar… práctica y concreta… sobre la realidad específica y no sólo sobre el potencial del Mapa Natal.

Otra herramienta urgente es una que nos permita, referir los movimientos horarios a las Casas y no sólo a los signos, de ésta forma se podrían graficar minuto a minuto, los tránsitos sobre la “realidad” expresada en el mapa que se esté estudiando.

Poder disponer de una herramienta flexible y dinámica, no lo he podido lograr con ninguna de las informáticas disponibles. Por la práctica de años, uno visualiza el movimiento en la cabeza, pero no deja de ser muy limitado el recurso, porque es más efectivo si se “ve”. Por ejemplo, sería posible progresar el Mapa de los equipos, para el momento de un determinado partido y con el ascendente moviéndose a razón de, más o menos, un grado cada cuatro minutos… obtendríamos la “película” completa, mucho antes de que suceda, pero en el lenguaje de los Astros…

Continúa…

Deja un comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s