Archivo de la etiqueta: BIBLIA

YO PREGUNTO DESDE MI PROPIA FE_1

Cada ser tiene su propio sistema de creencias que rigen  sus acciones a lo largo de su existencia; sin embargo, resulta inexplicable cómo el proceso de su formación está condicionado por principios dogmáticos que deben ser  “aceptados sin discusión”:

Dogma es  un “postulado que se valora por su condición de firme y verídico y al que se reconoce como una afirmación irrefutable frente a la cual no hay espacio para réplicas” (Ver: Definición de dogma – Qué es, Significado y Conceptohttp://definicion.de/dogma/#ixzz3ajIoYmO5)

Esta premisa está profundamente ligada a la condición agnóstica, con la que se inhibe a la razón de toda comprensión sobre su origen sagrado.

El agnosticismo es una: “actitud filosófica que declara inaccesible al entendimiento humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende la experiencia.” (DRAE)

¡Qué curioso! ¿Cómo aceptarlo si, desde un inicio la descripción bíblica establece que “el hombre es hecho a la imagen y semejanza de Dios”? (Génesis 1:26-27)  Entonces,  si esa es nuestra naturaleza, ¿por qué no podemos llegar a conocerla?..
Por otro lado, ésto contraviene el principio del “libre albedrío” al impedírsenos que investiguemos sobre nuestro propio origen…
¿Cómo entenderlo? ¿Somos “hijos de un padre con el que no podemos comunicarnos, ni entenderlo? ¿Cuál es su lógica? ¿No pareciera, más bien,  una conspiración, producto de un muy elaborado plan pero, ¿de quién o de quiénes?…

Yendo más allá en el concepto del dogma, encontramos que:

“es una doctrina de Dios que ha sido revelada a la humanidad por Jesucristo y que cuenta con el respaldo de la Iglesia”.  (http://definicion.de/dogma/#ixzz3ajV3ddrA)

¿Por Jesucristo? ¿Cuándo y cómo?…
Al indagar al respecto, surgen tantas imprecisiones y contradicciones que algunos estudiosos (http://ateismoparacristianos.blogspot.com/2011/01/cuando-y-como-se-escribieron-los.html) llegan a negar su existencia; sin embargo, resulta evidente que hay un profundo sincretismo en el simbolismo mítico representado por Jesús y que lo liga a los mismos principios universales asociados a Horus, a Mitra, a Dionisios, a Buda y a muchos otros (https://despiertacordoba.wordpress.com/2014/05/20/las-similitudes-entre-jesus-horus-y-otros-dioses/)

Preliminarmente, ¿deberíamos separar al Jesús histórico del Jesús Mítico? De lo contrario, cómo podríamos saber si:

Pregunta desde mi fe_20150513153057790_20150513160338040_20150513164545674_20150519234550149_20150519234651810_20150520084407416_20150520092954405

 

Continuará…

1 comentario

Archivado bajo ARTÍCULOS, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

A PROPÓSITO DE LA NAVIDAD O ¿LA CELEBRACIÓN PAGANA A LA VIDA?

Luego de confirmar lo que, por años he sabido o intuido, al leer la interesantísima reseña de Luz María Malagón Quintana, sobre “Antiguos elementos en las tradiciones navideñas” queda claro que Marx se equivocó o se le ha traducido mal, porque no es la “religión el opio de los pueblos” sino el “Hongo””, como se documenta en este estudio, de recomendada y lúcida lectura.

Deja un comentario

Archivado bajo ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, NOTICIAS DEL CIELO

Fragmento de “La pasión de la mente occidental” de Richard Tarnás

Amigas y amigos, continuando con la publicación anterior como complemento, una perspectiva que ahonda en el origen de la crisis global del pensamiento occidental: gracias a Eva, colega del Foro Zodiac, en España, hemos conocido el ineludible y lúcido fragmento de Richard Tarnas, de su “Pasión de la mente occidental”.
No dejen de leerlo y reflexionar… es absolutamente inclusivo… no sólo para las mujeres “sentipensantes”, como diría nuestro acuariano y buen amigo, el arquitecto Alfonso Ramírez Ponce… es para todos (as):

“Richard Tarnas escribió:

Podrían hacerse muchas generalizaciones acerca de la historia del pensamiento occidental, pero, hoy por hoy, tal vez lo que se presenta con evidencia más inmediata sea que, desde el principio hasta el final, se ha tratado de un fenómeno abrumadoramente masculino: Sócrates, Platón, Aristóteles, Pablo, Agustín, Tomás de Aquino, Lutero, Copérnico, Galileo, Bacon, Descartes, Newton, Locke, Hume, Kant, Darwin, Marx, Nietzsche, Freud…
La tradición intelectual de Occidente ha sido producida y canonizada casi íntegramente por hombres y se ha inspirado predominantemente en perspectivas masculinas. Es claro que este predominio masculino en la historia intelectual de Occidente no se debe a que las mujeres sean menos inteligentes que los hombres, pero ¿se puede atribuir exclusivamente a las restricciones sociales? Yo pienso que no. Creo que hay en ello algo más profundo: algo arquetípico. La masculinidad de la mentalidad occidental lo ha invadido todo, ha sido fundamental, tanto en hombres como en mujeres, ha afectado todos los aspectos del pensamiento occidental y ha determinado su concepción básica del ser humano y el papel humano en el mundo. Las principales lenguas en que se desarrolló la tradición occidental, desde el griego y el latín, tendieron sin excepción a personificar la especie humana con palabras de género masculino: anthröpos, homo, l’homme, man, l’uomo, chelovek, der Mensch, hombre. Como ha quedado fielmente reflejado en el relato histórico de este libro [“La pasión del pensamiento occidental”], siempre ha sido «el hombre» esto o «el hombre» lo otro: «el ascenso del hombre», «la dignidad del hombre», «la relación del hombre con Dios», «el puesto del hombre en el cosmos», «la lucha del hombre con la naturaleza», «la gran conquista del hombre moderno», y así sucesivamente. El «hombre» de la tradición occidental fue un héroe masculino inquiridor, un rebelde prometeico biológico y metafísico que ha buscado sin cesar la libertad y el progreso, y que se ha esforzado permanentemente por diferenciarse de la matriz de la cual emergió y controlarla. Esta predisposición masculina en la evolución de la mentalidad occidental, aunque en gran medida inconsciente, no sólo ha sido característica de dicha evolución, sino que ha sido, también, esencial a ella.

En efecto, la evolución de la mentalidad occidental ha sido siempre impelida por un impulso heroico a forjar una identidad humana racional y autónoma, separándola de su unidad primordial con la naturaleza. Todas las perspectivas religiosas, científicas y filosóficas fundamentales de la cultura occidental, se han visto afectadas por esta decisiva masculinidad, que empezó hace cuatro milenios con las grandes conquistas patriarcales nómadas en Grecia y Medio Oriente a expensas de antiguas culturas matriarcales, y se manifestó en la religión patriarcal de Occidente a partir del judaísmo, en su filosofía racionalista a partir de Grecia y en su ciencia objetivista a partir de la Europa moderna. Todo esto ha servido a la causa de la evolución de la voluntad y el intelecto humanos, ambos autónomos: el yo trascendente, el yo individual independiente, el ser humano que se autodetermina en su originalidad, en su separación y en su libertad. Pero para lograr esto, la mentalidad masculina reprimió a la femenina. Esto puede verse en el sojuzgamiento y revisión de las mitologías matrifocales prehelénicas que tuvo lugar en la Grecia Antigua, o bien en la negación judeocristiana de la Gran Diosa Madre, o bien en la exaltación que hizo la Ilustración del frío yo racional, consciente de sí y escindido de una naturaleza exterior desencantada. En cualquier caso, la evolución de la mentalidad occidental se ha fundado en la represión de lo femenino, en la represión de la conciencia unitaria indiferenciada, de la participation mystique con la naturaleza, esto es, una progresiva negación del anima mundi, del alma del mundo, de la comunidad del ser, de lo omniimpregnante, del misterio y la ambigüedad, de la imaginación, la emoción, el instinto, el cuerpo, la naturaleza, la mujer.

Pero esta separación entraña, necesariamente, un anhelo de reunión con lo que se ha perdido, sobre todo después de haber llevado la heroica inquisición masculina a sus últimas y unilaterales consecuencias en la conciencia del pensamiento tardomoderno, que en su aislamiento absoluto se ha apropiado de toda la inteligencia consciente del universo (el hombre es un ser consciente inteligente, el cosmos es ciego y mecanicista, Dios ha muerto). Luego el hombre se enfrenta a la crisis existencial derivada de su condición de ser un yo consciente solitario y mortal arrojado a un universo que, en última instancia, carece de significado y es incognoscible. Y se enfrenta a la crisis psicológica y biológica derivada de vivir en un mundo modelado de tal manera que equivale a su cosmovisión; esto es, en un medio de fabricación humana y cada vez más mecanicista, atomizado, sin alma y autodestructivo. La crisis del hombre moderno es esencialmente una crisis masculina, y creo que su resolución ya empieza a advertirse con el tremendo surgimiento de lo femenino en nuestra cultura. Pero este surgimiento no se manifiesta únicamente en el auge del feminismo, en el creciente poder de las mujeres o el rápido florecimiento de la preparación intelectual de las mujeres y las perspectivas sensibles al género prácticamente en todas las disciplinas intelectuales, sino también en el sentido creciente de unidad con el planeta y con todas las formas de naturaleza del mismo, en la creciente conciencia de lo ecológico y en la reacción cada vez mayor contra las estrategias políticas y corporativistas que sostienen la dominación y la explotación del medio, en la preocupación creciente por abrazar la comunidad humana, en el colapso acelerado de antiguas barreras políticas e ideológicas que separan los pueblos del mundo, en el reconocimiento cada vez más profundo del valor y la necesidad de asociación, de pluralismo y del juego recíproco de muchas perspectivas. También se manifiesta en la extendida urgencia por volver a tomar contacto con el cuerpo, las emociones, el inconsciente, la imaginación y la intuición, en la nueva preocupación por el misterio del parto y la dignidad de lo maternal, en el creciente reconocimiento de una inteligencia inmanente en la naturaleza, en la gran popularidad de la hipótesis de Gaia. Se manifiesta en la apreciación cada vez mayor de las perspectivas culturales indígenas y arcaicas, tales como las de los nativos de América o África y los europeos antiguos, en la nueva conciencia de las perspectivas femeninas de lo divino, en la recuperación arqueológica de la tradición de la Diosa y el resurgimiento contemporáneo del culto a la Diosa, en el ascenso de la teología judeocristiana de orientación sofiánica y en la declaración papal de la Assumptio Mariae, en la brusca y espontánea aparición, ampliamente observada, de fenómenos arquetípicos femeninos en sueños individuales y en la psicoterapia. Y también es evidente en la gran oleada de interés por la perspectiva mitológica, en las disciplinas esotéricas, en el misticismo oriental, el chamanismo, la psicología arquetípica y transpersonal, la hermenéutica y otras epistemologías no objetivistas, en teorías científicas del universo holonómico, campos morfogenéticos, estructuras disipativas, teoría del caos, ecología de la mente, universo participativo y un largo etcétera. Como profetizó Jung, en la psique contemporánea se está produciendo un cambio histórico, una reconciliación entre las dos grandes polaridades, una unión de opuestos: un hieros gamos (matrimonio sagrado) entre lo masculino, dominante durante mucho tiempo, pero ahora alienado, y lo femenino, reprimido durante mucho tiempo, pero ahora en ascenso.

Este dramático desarrollo no es meramente una compensación, un simple retorno de lo reprimido, ya que, a mi entender, fue siempre la meta subyacente a la evolución intelectual y espiritual de Occidente. Pues la pasión más profunda de la mentalidad occidental ha sido la de reunirse con el fundamento de su propio ser. El impulso decisivo de la conciencia masculina de Occidente fue su indagación dialéctica no sólo con el fin de autorrealización, sino también, en último término, para recuperar su conexión con el todo, para armonizarse con el gran principio femenino de la existencia: diferenciarse de lo femenino, pero luego redescubrirlo y reunirse en él, con el misterio de la vida, la naturaleza y el alma. Esta reunión puede darse ahora en un nivel nuevo y profundamente distinto del de la unidad inconsciente primordial, pues la larga evolución de la conciencia humana ha puesto por fin a ésta en condiciones de abrazar libre y conscientemente el fundamento y la matriz de su propio ser. El telos, la dirección y la meta inherentes al espíritu occidental, ha consistido en volver a conectar con el cosmos en una particiation mystique madura, en entregarse a sí mismo, libre y conscientemente, a una unidad mayor que preserva la autonomía humana a la vez que trasciende la alienación humana.

Pero para lograr esta reintegración de lo femenino reprimido, lo masculino debe pasar por un sacrificio, por una muerte del yo. El pensamiento occidental debe tener la voluntad de abrirse a una realidad cuya naturaleza podría hacer añicos sus creencias mejor establecidas acerca de sí mismo y del mundo. Éste es precisamente el acto de heroísmo que ha de tener lugar. Ahora es necesario cruzar un umbral que exige un valeroso acto de fe, de imaginación, de confianza en una realidad más amplia y compleja; umbral que, además, exige un acto de autopercepción sin flaqueza alguna. He aquí el gran desafío de nuestra época, el imperativo evolutivo de que lo masculino vea más allá de su hubris y su unilateralidad, que se apodere de su sombra inconsciente, elija entrar en una relación fundamentalmente nueva de mutualidad con lo femenino en todas sus formas. Lo femenino, pues, deja de ser lo que se debe controlar, negar, explotar, para convertirse en lo que debe reconocerse y respetarse plenamente y a lo que hay que responder por lo que es en sí mismo; deja de ser lo que no se reconoce como «otro» objetivado, para convertirse en fuente, meta y presencia inmanente.

Éste es el gran reto, aunque yo creo que se trata de un reto para el cual el espíritu occidental se ha venido preparando lentamente durante toda su existencia. Creo que el incansable desarrollo interior de Occidente y el incesante ordenamiento masculino de la realidad ha ido llevando poco a poco, en un movimiento dialéctico de inmensa longitud, hacia un matrimonio profundo y en muchos niveles de lo masculino y lo femenino, una reunión triunfal y restauradora. Y a mí me parece que gran parte del conflicto y la confusión de nuestro tiempo es reflejo del hecho de que este drama de la evolución se está aproximando a sus fases culminantes. Nuestra época está produciendo algo fundamentalmente nuevo en la historia humana: somos testigos –y lo padecemos- del trabajo de parto de una nueva realidad, una nueva forma de existencia humana, un «hijo» que es fruto de este gran matrimonio arquetípico y que lleva en su seno todos sus antecedentes, pero en una nueva forma. Por tanto, reafirmaría yo los indispensables ideales que han expresado los valedores de las perspectivas contraculturales feministas, ecologistas, arcaicas y otras. Pero también quisiera dar mi apoyo a quienes han valorado y sostenido la tradición central de Occidente, pues creo que esta tradición –toda la trayectoria desde los poetas épicos griegos y los profetas hebreos, la larga lucha intelectual y espiritual desde Sócrates y Platón, Pablo y Agustín, a Galileo y Descartes y a Kant y Freud-, que este estupendo proyecto occidental debería considerarse una parte necesaria y noble de una gran dialéctica, y no ser rechazado simplemente como una confabulación imperialista-chauvinista.

No sólo esta tradición ha preparado penosamente el camino para su autotrascendencia, sino que posee recursos que su propio avance prometeico dejó atrás y recortó y que apenas hemos comenzado a hacer, lo cual, paradójicamente, sólo la apertura a lo femenino puede permitirnos integrar. Cada perspectiva, masculina y femenina, es aquí afirmada a la vez que trascendida, reconocida como parte de un todo que la abarca; cada polaridad requiere la otra para su plena realización. Y su síntesis lleva más allá de sí misma, pues ofrece una inesperada apertura a una realidad más amplia que no se puede aprehender antes de que llegue, porque esta nueva realidad es, ella misma, acto creador.

Pero ¿por qué la impregnante masculinidad de la tradición intelectual y espiritual de Occidente se nos ha hecho de pronto evidente, tras haber permanecido invisible para casi todas las generaciones anteriores? Creo que eso sólo ocurre hoy porque, como sugirió Hegel, una civilización no puede tomar conciencia de sí misma, no puede reconocerse como significativa, hasta que no ha madurado lo suficiente como aproximarse a su muerte.

Hoy en día tenemos experiencia de algo que se asemeja mucho a la muerte del hombre moderno, que se asemeja mucho, en verdad, a la muerte del hombre occidental. Tal vez el final del «hombre» esté al alcance de la mano. Pero el hombre no es una meta. El hombre es algo que debe ser superado… y completado, en el abrazo con lo femenino.

Fragmento de La pasión de la mente occidental.

Deja un comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

MENSAJE DE BENEDICTO XVI SOBRE LA ASTROLOGÍA Y LOS REYES MAGOS

No puedo contener mi complacencia, al compartir con ustedes este impactante mensaje que me reenvía el excelente astrólogo costarricense Róger Retana y que si bien nos llega con más de un año de atraso, estamos seguros que su vigencia perdurará por siglos, porque cambia de golpe la visión que algunos sectores han mantenido sobre nuestra disciplina ancestral…

Con toda su AUTORIDAD, Benedicto XVI deja nos deja sin palabras:

CIUDAD DEL VATICANO, ROMA
Miércoles 6 de Enero de 2010

¡Queridos hermanos y hermanas!

Celebramos hoy la gran fiesta de la Epifanía, el misterio de la Manifestación del Señor a todas las gentes, representadas por los Magos, venidos de Oriente para adorar al Rey de los Judíos (cfr Mt 2,1-2). El evangelista Mateo, que relata el acontecimiento, subraya que éstos llegaron a Jerusalén siguiendo una estrella, avistada en su surgimiento e interpretada como signo del nacimiento del Rey anunciado por los profetas, o sea, el Mesías. Llegados sin embargo a Jerusalén, los Magos necesitaron las indicaciones de los sacerdotes y de los escribas para conocer exactamente el lugar a donde dirigirse, es decir, Belén, la ciudad de David (cfr Mt 2,5-6; Mi 5,1). La estrella y las Sagradas Escrituras fueron las dos luces que guiaron el camino de los Magos, los cuales aparecen como modelos de los auténticos buscadores de la verdad.

 

(Al decir sabios y hombres de ciencia, se refiere sólo a astrólogos, los únicos existentes en escuelas y universidades por miles de años hasta el siglo XVII. En cambio los sabios actuales de la ciencia oficial nacieron hace unos 350 años, excluyendo a la Astrología hace 250 años).

Éstos eran unos sabios, que escrutaban los astros y conocían la historia de los pueblos. Eran hombres de ciencia en un sentido amplio, que observaban el cosmos considerándolo casi un gran libro lleno de signos y de mensajes divinos para el hombre.

(Santo Tomás de Aquino, el mayor doctor de la Iglesia, así lo consideraba también en su “Suma Teológica” el libro más honrado en Teología)

Su saber, por tanto, lejos de considerarse autosuficiente, estaba abierto a ulteriores revelaciones y llamadas divinas. De hecho, no se avergüenzan de pedir instrucciones a los jefes religiosos de los judíos. Habrían podido decir: hagámoslo solos, no necesitamos a nadie, evitando, según nuestra mentalidad actual, toda “contaminación” entre la ciencia y la Palabra de Dios. En cambio los Magos escuchan las profecías y las acogen; y, apenas se vuelven a poner en camino hacia Belén, ven nuevamente la estrella, casi como confirmación de una perfecta armonía entre la búsqueda humana y la Verdad divina, una armonía que llenó de alegría sus corazones de auténticos sabios (cfr Mt2,10). El culmen de su itinerario de búsqueda fue cuando se encontraron ante “el niño con María su madre” (Mt 2,11). Dice el Evangelio que “postrándose le adoraron”. Habrían podido quedarse desilusionados, es más, escandalizados. En cambio, como verdaderos sabios, se abrieron al misterio que se manifiesta de modo sorprendente; y con sus dones simbólicos demostraron que reconocían en Jesús al Rey y al Hijo de Dios. Precisamente en ese gesto se cumplen los oráculos mesiánicos que anuncian el homenaje de las naciones al Dios de Israel.

Un último detalle confirma, en los Magos, la unidad entre inteligencia y fe: es el hecho de que “advertidos en sueños de que no volvieran a Herodes, volvieron a su tierra por otro camino” (Mt 2,12). Habría sido natural volver a Jerusalén, al palacio de Herodes y al Templo, para proclamar su descubrimiento. En cambio, los Magos, que han elegido como soberano al Niño, lo custodian escondiéndolo, según el estilo de María, o mejor de Dios mismo, y tal como habían aparecido, desaparecieron en el silencio, apagados, pero también cambiados tras el encuentro con la Verdad. Habían descubierto un nuevo rostro de Dios, una nueva realeza: la del amor. Que nos ayude la Virgen María, modelo de verdadera sabiduría, a ser auténticos buscadores de la verdad de Dios, capaces de vivir siempre la profunda sintonía que hay entre la razón y la fe, entre la ciencia y la revelación.

 

[Después del Ángelus]

Estoy contento de dirigir mi augurio más cordial a los hermanos y a las hermanas de las Iglesias Orientales que celebran mañana la Santa Navidad. Que el misterio de la luz sea fuente de alegría y de paz para cada familia y comunidad.

En la solemnidad de la Epifanía se celebra la Jornada Misionera de los niños, con el lema “Los niños ayudan a los niños”. Promovida por el Venerable Papa Pío XII en 1950, esta iniciativa educa a los niños a formarse una mentalidad abierta al mundo y a ser solidarios con sus coetáneos más desgraciados. Saludo con afecto a todos los pequeños misioneros presentes en los cinco continentes y les animo a ser siempre testigos de Jesús y anunciadores de su Evangelio.

 

[En español dijo]

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana. La Iglesia celebra hoy la solemnidad de la Epifanía del Señor, la manifestación del Mesías a todos los pueblos. San Mateo nos narra en su evangelio como unos personajes, venidos de Oriente, son guiados por una estrella hasta Belén y, adorando al Niño Jesús, le reconocen como el único Salvador del Mundo. Queridos hermanos, os invito a imitar la obediencia de estos Magos que, gracias a su docilidad a la acción providente de Dios, pudieron recibir la luz sin ocaso: Cristo, el Señor. Feliz fiesta de la Epifanía. 

Muchas gracias.

 

Al respecto, el astrólogo uruguayo Boris Cristoff, respondió:

 

“Carta abierta al papa Benedicto XVI

DIJO EL PAPA:

“LOS ASTRÓLOGOS DE ORIENTE SON VERDADEROS SABIOS

____________________________________________

!!! Albricias, no lo puedo creer ¡¡¡

¡ Al fin una digna declaración de la Iglesia Cristiana sobre la Astrología !     

ÁNGELUS DOMINICAL: 
“Los Magos de Oriente, modelos del verdadero sabio”

En la Plaza de San Pedro, tras la Misa de Epifanía

El miércoles 6 de enero del 2010, día de los Astrólogos de Oriente o Reyes Magos, que es nuestro DIA MUNDIAL DE LA ASTROLOGÍA, ha demostrado ser otro rey mago regalándonos en reversa de nuestros regalos como Reyes Magos, este presente que jamás hubiéramos soñado en siglos pasados. Sus palabras afirmaron claramente la validez de nuestra vieja Sabiduría, que ahora se llama Astrología desde Galileo. Dijo Magos de Oriente para no tergiversar la palabra bíblica, pero se refirió a quienes siguieron una estrella, predijeron el nacimiento del Rey de Reyes, y no contento con ello lo ubicaron y adoraron en Jerusalén. No en vano se prosternaron ante quien sería el mesías de esta Cultura Cristiana de la era Piscis (0 a 2100) llamado Jesús, el Cristo.

El Día Mundial de la Astrología ha sido aceptado y festejado mundialmente desde 1982 por toda la comunidad astrológica de lengua latina, y en el día mismo de nuestro 28º festejo mundial, nos ha el mejor regalo a nosotros, descendientes simbólicos de los Reyes Magos, así como Benedicto XVI es el descendiente simbólico de Cristo.

Hace 30 años (un ciclo de Saturno) hice esfuerzos para acercar Astrología e Iglesia, a través de la magna inauguración cristiana que protagonizaron los astrólogos de Oriente, pidiendo audiencia para que recibiera a tres de nuestros colegas más respetados: André Barbault, Henri Gouchon y yo, pero no obtuvimos respuesta. Aquello no dio sus frutos, pero aparentemente los dio en otra forma, porque en 1982 el Papa Juan Pablo II oró ante el sarcófago de los Reyes Magos en Köln, la Catedral alemana de Colonia. Estas fotos lo documentan:

Juan Pablo II rezando a los Reyes Magos en el altar mayor de la Catedral de Köln  o Colonia. 

Sarcófago de los tres Reyes Magos
colocado en el centro de la Catedral de Colonia, en Alemania,
el 15 de noviembre 1980, la mayor iglesia cristiana.

 Ya había dado por perdida y olvidada mi iniciativa cuando me entero de estos dichos de Benedicto XVI que nos tocan de lleno en el corazón y el cerebro.”

Boris Cristoff, Montevideo, 11/1/2011

2 comentarios

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, NOTICIAS DEL CIELO, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

¡PROYECTO DEL PLAN FISCAL ATENTA HASTA CONTRA LAS SAGRADAS ESCRITURAS!

Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará… Mateo 25:29 (ΚΑΤΑ ΜΑΤΘΑΙΟΝ 25:29 en Griego: τῷ γὰρ ἔχοντι παντὶ δοθήσεται καὶ περισσευθήσεται, τοῦ δὲ μὴ ἔχοντος καὶ ὁ ἔχει ἀρθήσεται ἀπ’ αὐτοῦ…)

Costa Rica es un país que, a pesar de haber sido la provincia más pobre del imperio español, gracias al esfuerzo de nuestros ancestros logró alcanzar un nivel excepcional, que resulta di-fícil de encontrar en naciones con sus características particulares; sin embargo, de manera inexplicable, en vez de continuar alcanzando la condición inherente a su propio potencial (como una “entelequia aristotélica”) y avanzar hacia metas cada vez más elevadas, renuncia y se conforma, “centroamericanizándose” e hipotecando el futuro de sus habitantes.

Hipotéticamente, podríamos recurrir al análisis de los ciclos descritos en el mapa astrológico correspondiente al inicio de Costa Rica. Sin duda encontraríamos muchos indicios que, si bien, nos ayudarían a entender porqué, habiendo tenido una condición solvente al estallar el “Crash” de esta crisis global, los funcionarios al frente del gobierno, luego de despilfarrar una buena parte de las reservas del erario público, pretenden sangrar a su pueblo para continuar una irresponsable fiesta, cuyo único fin no puede ser otro que garanti-zar un fondo electoral integrado por los em-pleados del gobierno, del partido oficial.

Para alcanzar este aberrante y perverso objetivo, se dejan influenciar por un resentido gamonal reciclado y de manera torpe e irracional, se relamen los bigotes “castigando el éxito”, al incidir sobre las fuentes generadoras de riqueza y de trabajo, que son el combustible que mueve y sustenta la economía de esta nación. Hacerlo por esta vía, atenta contra el sentido bíblico de las Sagradas Escrituras. ¡Vamos a permitir semejante herejía!

Recurrir a la burda patraña de usar la bandera de esta distorsionada “solidaridad”, es una torpeza de dimensiones históricas. Nadie en su sano juicio puede creer que carcomer la estructura de la producción nacional va a aumentar mágicamente la recaudación tributaria y menos, invocando los trasnochados argumentos de que “los que más tienen deben mantener a los que menos tienen”.

Ningún empresario serio en Costa Rica, sería capaz de darle la espalda a la responsabilidad social que nos convirtió en un ejemplo en toda la región. Ésto no se logró con un modelo, en el que la asimetría se ensañó en contra de unos y a favor de otros, como sí sucedió en la mayoría de nuestros pueblos hermanos. Nadie está hablando de no pagar impuestos pero, ¡tiene sentido hacer una demanda así, cuándo ni siquiera hay un “Proyecto País”, cuando no hay un plan estructurado en ninguna área de la administración pública?  Lamentablemente, en vez de continuar construyendo seguridad social y calidad de vida, nutrimos las instituciones del gobierno con una gran cantidad de dirigentes ineptos e ignorantes, que no han sido capaces (las excepciones son hábilmente reducidas o invisibilizadas por los corruptos núcleos del poder interno) y que ahora amenazan con convertir al país en una especie de dictadura del “funcionariado,” al tratar de apropiarse de todos los medios de producción, sin ningún rumbo, ni control y cuya única ideología parece ser, continuar siendo un fin en sí misma, hipertrofiándose gracias a su insaciable voracidad desaforada.

Nos estamos convirtiendo en un régimen “comunista” burocratizado y sin sentido. Muy pronto, seremos la traducción del pasaje bíblico, porque “como no vamos a tener, nos van a terminar quitando todo”. Lo más paradójico es que todos nosotros hemos sido cómplices y copartícipes, porque no hicimos nada para evitarlo… ¿Cuánto más podremos soportar, sin reaccionar? O, ¿abanderándonos con nuestra fuerza ancestral, vamos a inhibir, de una vez por todas, esta irracional conspiración que está a pundo de arrasar hasta con la última huella de la dignidad nacional?

Deja un comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, NOTICIAS DEL CIELO

¿POR QUÉ NO SABEMOS EXPRESARNOS BIEN?

“Si Ionesco hubiera visitado Costa Rica, habría tenido que reinventar “el absurdo” (ASV)

En el Mapa Astrológico de Costa Rica, hay una figura sobresaliente, maravillosamente aspectada, luminosa, que nos describe “de cuerpo entero”. Todos lo hacen en realidad, pero en esta área: Júpiter en Géminis, proyecta una señal clarísima, incontrovertible sobre nuestro comportamiento y cuánto somos…

Ahora bien, si Júpiter se relaciona con expansión y Géminis, con comunicación, ¿por qué no sabemos expresarnos bien?…

– Júpiter, como regente de Sagitario y la C-IX (en la que está el Sol (Libra) y Mercurio (Virgo) del Mapa de Costa Rica), también se relaciona con la Educación Superior, la filosofía, el sistema de creencias, las religiones, el extranjero, los idiomas foráneos, los viajes largos, la ética, la visión abstracta y nuestra relación con el Todo…
– Géminis, por su parte, regido por Mercurio y relacionado con la C-III, opuesto a Sagitario, lo hace con los contrarios de éste: educación básica o primaria, viajes cortos, negociaciones locales, entorno ambiental inmediato, incluido el fraternal, pero en especial, con la comunicación directa y concreta, y es lo que nos da “pie” para hacer esta correlación pero, ¿por qué no lo logramos, con la solvencia del caso?

Incluso, “afinando el lápiz”: ¿deberíamos plantearnos, cuál el punto de inflexión o el por qué existe una desproporción tan abismal entre la inversión estatal en Educación, las palpables y concomitantes carencias y los defectos en la calidad de la expresión verbal, oral o documental de nuestros habitantes?
-Esto se ve reflejado y es particularmente evidente, en figuras públicas y en muchos de los personajes de los medios de comunicación y sectores artísticos, agravándose por la improvisación usual de algunos,… (notorios, que no deberían ser tan notables)

Citemos tangencialmente, algunos casos recurrentes, de inexistente instrucción elemental:

a) El queísmo

Es un fenómeno por el que no se incluye la preposición “de”,  cuando es necesaria (queísmo). El caso contrario es el el “dequeísmo”

“El queísmo es un fenómeno que puede aparecer con los siguientes tipos de palabras:

1.       Con verbos, como alegrarseacordarseenterarse,  convencer,  depender, etc

2.      Con adjetivos, como seguro.

3.      Con nombres, como impresióndudacuenta.”

b) El dequeísmo

“El dequeísmo consiste en usar la preposición de delante de la conjunción  que cuando sintácticamente aquella no es exigida.

Para comprender bien el fenómeno, se debe recordar el concepto de  proposición: es una oración sin sentido completo, sin significado autónomo, que sólo tiene valor dentro de una oración.

El problema se presenta, especialmente, en oraciones complejas (en las que un elemento es una proposición que se une al verbo principal mediante la conjunción que).
¿Reglas seguras para evitar el uso de “de que”? Solución:  SUSTITUIR LA PROPOSICIÓN SUBORDINADA QUE SE INICIA CON QUEPOR UN PRONOMBRE PERSONAL O DEMOSTRATIVO O POR UN SINTAGMA NOMINAL.  

La proposición que puede ser sustituida por el pronombre demostrativo eso y sigue teniendo sentido.

       c) El loqueísmo (debería decirse “todo lo que es el insoportable “Loqueísmo”)

“Aquí tenemos todo lo que es ropa y calzado, en esta parte tenemos lo que es la sección comida,…” dice una presentadora de televisión, al referirse a los puestos de una feria.

“Primero pintamos todo lo que son los bordes de los dibujos, luego proseguimos con todo lo que son las partes internas,…” dice una pintora de árboles de navidad, en el canal estatal.

…”Al parecer, su uso comenzó en las oficinas y poco a poco fue ganando las calles, tal como otros términos como “aperturar”, ofertar, o “forwardear”.

Si el “dequeísmo” (que consiste en abusar del “de que“, es horrible; el “loqueísmo” es aún más inaceptable cuando se ha vuelto un “lugar común” en el habla coloquial de los profesionales de la comunicación y de una gran cantidad de figuras públicas, entre otras.

Al igual que las anteriores, nuestras comunicaciones están pobladas de “muletillas“:

Palabras anquilosadas: pareciera que, en ciertos canales de televisión o medios, no existe un sinónimo para la palabra “bastante” (he llegado a contarla hasta 43 veces, en una sola edición)…

Expresiones reiterativas: en ciertos noticieros, describir las cosas directamente, no es una opción, como tampoco lo es el uso de la palabra: enfrentar o sus sinónimos, porque todo es “de cara a” o, “a nivel de” o, “en base a”…

Expresiones imprecisas:

Mi persona, el uso de esta detestable expresión revela una dificultad inaceptable (por pudor o temor a errar  el pronombre respectivo).
Si uno se refiere a sí mismo, debe hacerlo sin tener que usar eufemismos, de ningún tipo. Una expresión tan lamentable como ésta, suele reflejar un elemental nivel de instrucción y por lo tanto, no debería existir en un país que invierte un porcentaje tan significativo de sus recursos disponibles, en Educación. Mucho menos aún, en profesionales de Comunicaciones.

En el idioma español, el uso “del cual” es estrictamente para personas. El “del que” para objetos.

Cuatro de cada diez, ¿no equivalen al cuarenta por ciento?

Constantes “anfibologías”, cuando en la publicidad se dice: “plato de cerdo chino, ¿los trajeron de China o es el tipo de receta utilizada? Como: “se venden sombrillas para señora con cara de perro”… ¡Qué horror!

Desconocimiento total de la etimología de las palabras:

Alternativa, viene de “alter” (lo otro)  por lo tanto, entre dos o más cosas, si hay varias posibilidades, sólo existen “opciones”… entre las que se selecciona una, específica y única.

-El “ignorante original”… que por falta de tiempo o de capacidad, no consulta la pronunciación de términos o palabras en otro idioma, haciéndolas incomprensibles a todo su auditorio o, quien inventa términos…

Si nos vamos a referir a algo, ¿por qué dar vueltas y no hacerlo directa y correctamente?

Estas expresiones y muchas más, resultan chocantes en los medios de comunicación, pero nadie parece percatarse y ni siquiera hemos mencionado ortografía, ni los contenidos del mensaje…

Podría argumentarse, como descargo, el problema estructural y funcional de un gremio como el de los periodistas: sin embargo, ¿alguien en su sano juicio, iría a un médico que no se actualiza y que es descuidado en el ejercicio cotidiano de su profesión?
¿Son responsables los directores de medios, editoriales, el Colegio de Periodistas? ¿No será un síntoma del decadente estado de nuestro sistema educativo? Anárquico modelo, en el que contamos con más de quince instituciones de educación superior por cada millón de habitantes.
Si profundizamos más, con los millones que el país destina a la Educación Superior, en especial, ¿cuál de estas instituciones muestra públicamente, los resultados de tal inversión? ¿Existe un Plan Nacional de Gestión Curricular? ¿Está basado en las necesidades del país y en especial, en el país que queremos tener? ¿Seguiremos multiplicando la “endogamia académica”, garantía real del colapso potencial para todo el sistema?
¿Cómo se previene su despilfarro y la corrupción? ¿No lo es, festinar sin control este tipo de recursos? ¿Universidades o fábricas de títulos?
Hay alguna, ¿qué esté dedicada a la generación de conocimiento o sólo se fomenta en ellas – y en todo el sistema, la acumulación de información – aún más evidente, por el uso de los instrumentos informáticos, en especial por la carencia de sentido crítico, en el uso de Internet?…

Si se está discutiendo el deseable cambio porcentual del 6 al 8 del Producto Interno Bruto, ¿por qué nadie le pone atención a la calidad del modelo? ¿Por qué se da “por hecho” que el aumento será suficiente garantía para su éxito? Siendo la educación el más profundo y poderoso factor de cambio, como lo demostró el ex alcalde de Medellín, ¿vamos a seguir creyéndole a ciertos mercaderes cercanos al gobierno que, sólo con armas y policías se devolverá la seguridad a la población?… 

Lo grave, gravísimo de todo el fenómeno mediático, que subyace en las debilidades del sistema, es que justamente los Medios de Comunicación, han devenido como los “emisores” exclusivos de cierto tipo de “verdad”. – Verdad esencial para que podamos sobrevivir y enfrentar la cotidianidad. Lo sorprendente de este cambio es que su posesión estuvo desde el origen de los tiempos a cargo de los administradores de lo sagrado. Por ejemplo, si hay un sismo, ¿se recurre al cura del pueblo para saber qué pasó o más bien a los canales habituales de radio, televisión y desde hace unos años, a Internet?
Esto es clave en la consolidación de la identidad espiritual de un pueblo. Ahora, el  foco de su “sistema de creencias” se ha desplazado de las iglesias a los medios y todo parece indicar que, muchos aún no se han percatado de la trascendencia del asunto: “La Verdad de Dios” ahora está en los medios y no en los templos…

¿Educa, forma o deforma más, el sistema tradicional o la publicidad?
…Si sólo se analiza la cantidad de horas de exposición, la incidencia “homeopática” de ciertos mensajes cincela ideológicamente a la población…
¿No son sintomáticos, ciertos cambios en el comportamiento, cuando un altísimo porcentaje de la pauta cotidiana de radio y televisión, procede de cierta farmacéutica que, por comodidad o por costo, está constituida por anuncios con otro acento y enfatizando costumbres completamente ajenas a nuestra idiosincrasia, (bueno, a lo poco que está quedando) y el sistema nacional de salud, minado por la automedicación promovida publicitariamente.

La identidad es el patrimonio intangible de un pueblo, constituido por sus expresiones culturales y sí, “por la víspera se saca el día” cuando el Ministerio respectivo ostenta una oficina que debería de velar por éste y por el arquitectónico y se analizan sus resultados, concluimos que en los últimos años, con al aval y la connivencia de sus funcionarios se han destruido más obras emblemáticas que, en décadas precedentes.
¿Iríamos a Egipto, Roma, París, Madrid, Barcelona, China, México si no tuvieran un robusto Patrimonio Arquitectónico? (Obviamente, no hablo de viajes para observar a veintidós volar patadas a una “bola” – de ilusos)…

Nuestra endeble idiosincrasia, emerge desde la llegada de los españoles. Fernández Guardia calcula que, en ese momento, sólo había unos veinticinco mil habitantes en nuestro territorio. Lo sorprendente es que, a lo largo de esta brevísima historia, siempre hubo un temple que les impidió a los conquistadores doblegar el espíritu de nuestro pueblo ancestral. Tampoco pudieron hacerlo muchos de los más temidos piratas y bucaneros, ni los filibusteros, al mando de William Walker. En la nebulosa de las “leyendas urbanas” con que nos han retorcido nuestra identidad, se suele mencionar su última frase: “el dólar podrá lo que las armas no pudieron”… ¿Adónde se fue el temple que lo iba a impedir? ¿Al “cráter más grande del mundo”? O, ¿a disfrutar del “mejor clima de la Tierra”?… ¡Qué ingenuos hemos sido!

Hermes Trismegisto, expresó: “como es arriba, es abajo y como es abajo, es arriba”… ¡Vaya dilema!: ¿Será posible tener un gobierno distinto al pueblo que lo eligió? ¡Qué panorama!…

Hay una vieja anécdota, en la que se encuentran el presidente de Estados Unidos de Norteamérica con el de la Nación Hebrea.  El primero empieza a quejarse de lo difícil que era gobernar a tantos millones, cuando es interpelado por su interlocutor, quién le responde: ¡difícil es hacerlo en un país con tantos millones de presidentes!…

La población de nuestro país equivale a la población de Ciudad de Guatemala. ¿Somos tan incapaces e ineptos que, con semejante y lujoso aparato estatal no podamos lograr lo que allá hace un alcalde con su limitado equipo. Podría parecer esto una grosera simplificación, pero aritméticamente estamos frente a la misma cantidad de personas. ¿Se justifica entonces, que un país, como el nuestro, al que le es imposible administrar su infraestructura básica, suscriba dieciocho o veinte tratados de “libre comercio” o de “libre tránsito aduanero”, cuando con uno sólo de ellos, se agotaría toda nuestra producción y, ni siquiera hemos mencionado “seguridad alimentaria”?

Adrede, comencé exponiendo ciertos “horrores” de comunicación. Si “hilamos fino” y lo analizamos con cuidado, encontraremos un mismo común denominador y un panorama aterrador:

¡Cuánto recibimos, se perdió y no lo podremos heredar a quienes vienen hacia arriba!

La lista de vulgaridades, mediocridades, insensateces y absurdos campea en todos los planos. La de pendientes e incapacidades, empapelaría el Sistema Solar completo, porque en esta limitadísima y aberrante visión de nuestro “desarrollo” perdimos la dirección, hicimos desaparecer el concepto de planificación de nuestras instituciones y de nuestra esencia, definimos la inversión en infraestructura como un gasto, nos burocratizamos, pusimos a hordas de improvisados a cuidar el ambiente y nuestros recursos, dejamos que entrara la “Gradería de Sol al Gobierno” (Don Alberto Cañas), delegamos las decisiones técnicas en manos de incapaces e ignorantes, en manos de funcionarios que no ven más allá de la nariz y que confunden “gobierno con Estado”, nos enmarañamos en un nudo gordiano de legalidades imposibles (que debería talarse de raíz -más de veinticinco mil leyes), en una caótica sopa, en la que pensar es ofensivo, ante el tácito y gratuito aplauso a las ocurrencias e improvisaciones, a la ausencia total de control y de calidad en cuanto hacemos; nos dimos el lujo de eliminar un “canal interoceánico” con un potencial invaluable, para enviar la carga a las carreteras y permitir que los medios tengan tema por más de un bienio;… en fin, permitimos que nos secuestraran, el país, sus recursos, la voluntad, la identidad, la libertad y el futuro…

¿No resulta grotesco que, nuestros abuelos, muchos de ellos “labriegos sencillos”, lograran heredar “un país cada vez mejor” a las generaciones subsiguientes y nosotros, con el mayor nivel académico de la historia, no seamos capaces de protegerlo, preservarlo y desarrollarlo, como se hubiera esperado que lo hiciéramos y lográramos?

Ni siquiera hemos aludido al Poder Legislativo, ni al Judicial ni a las instituciones autónomas… lo haremos próximamente…

¿Son responsables nuestros planetas o los irresponsables, somos nosotros?

Haciendo gárgaras de abulia y negligencia, en un mazacote discepoliano, emerge el principio bíblico:… “si fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios”, ¿qué se nos hizo la voluntad y el libre albedrío, conque “nos creó”?… ¿Se diluyó en las monedas con que purgamos indulgencias y las inexistentes culpas del arbitrario y artificioso código de la trasnacional que nos cercenó la conciencia? o, ¿así estaba establecido en las estrellas?

¿No será que hemos sido y somos presa de una macabra fábula fraguada por nuestra propia ineptitud?

Vuelvo al principio, ¿por qué será que no nos expresamos bien,? pero,  ¿de qué calidad hablamos?… (continuaremos… si el inefable diputado Molina, no sugiere que inauguremos el “canal de la Red” para determinar “vicios ocultos”…)

¿No será que nos hemos dedicado a construir improvisación, mediocridad, conformismo y con estos anti-valores, pretendemos competir con el mundo globalizado? Una de las áreas en las que ésto es completamente evidente es en las competencias deportivas. Obviamente, no podría ser distinto, de acuerdo al postulado hermético, y en éstas, tampoco hay planificación, no hay preparación, no hay ideas y el efecto expansivo de Júpiter, sólo sirve para inflar los egos a multitud de improvisados y las arcas de los aprovechados… ¿Es elegante, entonces, rasgarnos las vestiduras, cuando lo que obtenemos es proporcional a la receta que aportamos… simplicidad, ingenuidad, mitomanía y vulgaridad…

Con un aumento porcentual de dos puntos, en el presupuesto del sistema educativo nacional, ¿se podrá hacer el cambio o será una nueva fuente de despilfarro, como lo que está ocurriendo con los gobiernos locales?

Sin un profundo y riguroso modelo de Planificación, sólo produciremos ocurrencias y frustración…
En esa confusa nebulosa, más temprano que tarde, con inútil certeza, terminaremos por confirmar, irreversiblemente, cómo desperdiciamos la más luminosa de las oportunidades regionales y, posiblemente, la única opción de futuro para nuestra población…

2 comentarios

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

¿ADIVINACIÓN, CONOCIMIENTO O PREDICCIÓN?

¿Adivinación, conocimiento o predicción?

– El rol de la Astrología –primera parte.

A lo largo de los siglos, “conocer y predecir” el futuro fue esencial para la sobrevivencia de la humanidad; pero también, al igual que ahora – su conocimiento– se convirtió en una evidente forma de poder. Su evolución y administración, por parte de grupos especializados, devino en todas las formas de religión tradicional y a partir del inicio del “Barroco” occidental (posterior a 1600), en la base de la sistematización de una dominación de la realidad, más allá de la experiencia y que se estructuró bajo el modelo de la ciencia racional.

Para ésta, como para la mayoría de las religiones tradicionales, se debía y se debe rechazar todo cuanto no correspondiera a sus principios; todo lo que no contribuyera a preservarlos, fue – y es descalificado o excluido como prohibido o como superstición. En esta visión paradigmática, todo lo que no se conoce, no coincide, no contribuye o no puede ser demostrado, con sus parámetros metodológicos, debe eliminarse. Así, lo que constituyó su origen, a lo largo de los siglos, fue transformándose en un esquema complementario, al de dominación ideológica que, en su descontrol, perdió el rumbo y ahora nos tiene, como parte del fallo generalizado del sistema, al borde del colapso.

Dentro de una visión elemental, podríamos describir este proceso como cíclico, partiendo de un imaginario incipiente que interpretó la realidad, instintiva e intuitivamente, construyéndose distintos planos de experiencias pragmáticas, mezclados con diversos cuerpos de creencias que, posteriormente evolucionaron en distintas estructuras de fe, como resultado de sendas necesidades de trascendencia espiritual, de conciencia, en otros y en la mayoría como producto de la consolidación del dominio de los grupos que detentaban el “conocimiento”. Desde éstas, en creciente complejidad, se fueron elaborando distintos sistemas deontológicos o éticos dirigidos a sus organizaciones socioculturales y como respuesta adaptativa, la abstracción de la realidad, marcó un hito con el que se rompe el equilibrio y por el que James Burke, en la serie de la BBC, “Relaciones” (http://www.youtube.com/watch?v=OcSxL8GUn-g&feature=related) describe al arado como la catapulta para la civilización; sin embargo, para que ésto hubiera podido suceder, fue necesario poder calcular y predecir el momento en el que las estaciones cambiaban.

Es de suponer que, para llegar a lograr tal determinación, hubo de transcurrir, un largo tiempo de observaciones y que la estructura social, debió de ser, aún más compleja que la reflejada en la “historia de Caín y Abel”, porque es justamente en ese mítico instante, en el que a partir de dicha predicción, se crean las condiciones para el control de los medios de producción de los que, siglos más tarde, producto de la división del trabajo y de la sistemática explotación de la naturaleza, producto de la experiencia colectiva, que conducen a la “razón”, con la que el conocimiento se convirtió en un desproporcionado arsenal, cuya ecuación podría resumirse en los siguientes términos: “los recursos disponibles serán exponencialmente insuficientes, ante la creciente demanda de los sistemas creados, por los distintos grupos humanos”. Ante este complejo panorama, Fukushima nos desnuda en plena crisis, carentes de respuestas, dando “palos de ciego”, sin rumbo, sin más certezas que un tenebroso, cataclísmico y radioactivo porvenir.

No deja de ser paradójico que entre más desarrollo tecnológico y científico, más miopes o ciegos somos, en especial, porque las mismas señales que marcaron el inicio de dicho desarrollo, siguen estando presentes en el firmamento…

En este punto, cobran relevancia las palabras de Krishnamurti, en el prólogo de “A los pies del Maestro”:

De lo irreal, condúceme a lo real,

de las tinieblas, condúceme a la luz,…”

De las tinieblas condúceme a la luz…” ¿Acaso Plutón como un vigía, desde la frontera de la influencia solar, sea el portador del “sentido” que, por sutil y oscuro, no hemos sido capaces de percibir en su adecuada dimensión? ¡Plutón en el apex del triángulo de la T-cósmica! Plutón demoliendo las estructuras, atenaza la expresión de los egos y cualquier posible alianza,… aún estallándonos en la cara, no lo hemos podido comprender… como si desde sus seis mil millones de kilómetros, nos lanzara su advertencia… pero, ante este hito sin retorno, en el que estamos ¿cuál es el arsenal predictivo del que disponemos para poderlo enfrentar?

Debemos partir, en primer lugar del

  • MAPA RADICAL o Natal, con todos sus componentes: signos, planetas, casas, aspectos, etc.

  • PROGRESIONES O DIRECCIONES PRIMARIAS: Tito Maciá y S. Rivillo, las describen: Las direcciones primarias indican los eventos del mundo que se nos vienen encima, independientemente del estado de evolución, aunque no lo busquemos o no nos sintamos identificados con ello. Tienen un fuerte sentido de destino marcado desde el nacimiento. Las direcciones son una forma de interpretar otros movimientos regulares de los planetas y de los puntos sensibles del tema natal. Se utilizan desde muy antiguo para señalar los periodos de tiempo en que ciertas partes de ese tema se mostrarán activos. Las direcciones, en astrología tradicional, vienen a formar los cimientos y la base de todas las predicciones de futuro” Su cálculo es la equivalencia de cuatro minutos es igual a un año…

  • PROGRESIONES O DIRECCIONES SECUNDARIAS:“Las progresiones secundarias (1 día=1 año) nos indican la evolución interna del individuo y, por tanto, el destino que se está buscando por sí mismo.”
    Desde cierto sentido hipotético, podríamos presuponer que se le han dado un uso equivocado al compararlas con el Mapa Radical, ya que dicha referencia sólo nos permite conocer la diferencia de cómo se ha evolucionado a partir del origen, pero, al no haber explorado esta dimensión, nuestro análisis se circunscribe al potencial y no al ser que se es, en el momento en que se hace el análisis.
    En algunas escuelas, se suelen calcular para el día del cumpleaños; sin embargo, es un instrumento más flexible y puede servirnos de referencia para determinar etapas cruciales en el desarrollo evolutivo de cada uno. En la práctica, se complementan de manera impresionante con el cálculo de los
    Septenios de Saturno.

    Hay una evidente dificultad en su uso en la Astrología Mundial o en el caso de datos inexactos para su cálculo.

  • REVOLUCIONES SOLARES – LUNARES: Las revoluciones solares, lunares, etc. están relacionados con los tránsitos, pero referidas a la esencia del planeta en revolución de que se trate. Como el Sol es lo más valioso de nosotros y nuestra propia vitalidad, las revoluciones solares se consideran las más importantes” (TM-1998).
    Son un instrumento excelente para calcular las tendencias anuales externas, a partir del retorno del Sol, a su posición original exacta, indicándonos los tránsitos vigentes, en ese momento. Esta técnica, se asemeja a la utilizada en la Astrología Eleccional, como expresión del “Principio de Sincronía”

  • TRANSITOS: Marco de referencia por excelencia, descrito por los ángulos (aspectos) entre los protagonistas implícitos como objeto de análisis temporal.

El gran desafío que se plantea con los actuales recursos informáticos es el de poder calcular los momentos cruciales, tomando como referencia etapas específicas y no sólo el Mapa Radical, así como haciendo uso del modelo basado en el movimiento de las Casas por la hora y no sólo por los signos.

Deja un comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO