Archivo de la etiqueta: JESÚS

¿POR QUÉ NOS HEMOS CONVERTIDO EN UN PAÍS DE “PORDIOSEROS”?

En la mayoría de las culturas ancestrales, el ser humano no se podía dirigir directamente a su Supremo Creador….
En la nuestra, producto de la ignorante “manipulación ideológica institucionalizada”, esa imposibilidad agnóstica (http://wp.me/p1s8wE-j0) devino como un insufrible “eclecticismo” sin raíces, infundado e inconsistente, permitiendo que la mayoría se dirija a ese “Principio Primordial” sin tener idea de la trascendencia de su acción…

“Con premeditado sarcasmo, cuando se le menciona, como “diez para la goma”, suelo consultar: ¿a cuál de los Tres?…

Algunos me responden, a veces, que “sólo hay Uno”
¿Uno?… ¿Y necesita ser instituido por un “triunvirato celestial” siendo omnisciente, omnipotente, omnisapiente? ¿No será que esa imagen heredada o mejor dicho, impuesta a sangre, fuego y muerte, responde a la división del ser humano en mente, cuerpo y espíritu?…
Si pensamos que, en el resto de las culturas y creencias, hay miles, ¿cómo es que sólo hay “Uno” válido para esta séptima parte de la humanidad, que nosotros representamos?
Si, por otro lado, no podemos sobrevivir en la mayor parte de las condiciones existentes, la premisa agnóstica tendría sentido, por una imposibilidad física. Al respecto, la escena bíblica de Moisés en la montaña debería ser un buen ejemplo y, nuestra única posibilidad, podría ser el recurrir a “intermediarios espirituales” o “daemones” también presentes en todas las culturas, como lo puntualizan Mircea Eliade y Patrick Harpur, entre otros. El dilema es que el dogmatismo cristiano, satanizó a los demonios y consagró a los ángeles, en una dudosa hierofanía muy conveniente para sus propios intereses. ¿Cuál es el “fenotipo” o representación icónica del Demonio? ¿No es el de un fauno, uno de los seres mitológicos pertenecientes al “reino mercurial” de las hadas, duendes, serafines, querubines, ninfas, espíritus del lugar, etc.? Esta estrategia “maquiavélica” ha producido, como contrapartida pragmática, a miles de vírgenes, cristos y santos (éstos, curiosamente inexistentes o invisibilizados en el Antiguo Testamento de las “manoseadas” biblias cristianas, en las que los “justos precursores” sólo alcanzan el estatus de profetas…) que han servido para usurpar a todos los miembros de la teogonía de nuestros pueblos ancestrales.


¿Qué necesitamos para “abrir los ojos” de nuestras conciencias? ¿No debería ser obvio que “Su Luz y Energía” son parte esencial en cada ser y sólo deberíamos aprender a leerlas, para dejarlas salir y que nos sirvieran de guía?
Aún si aceptáramos que se “antropomorfizara”, debería andar “creando universos” y que sí, a nosotros, nos dio “libre albedrío” y voluntad para cumplir y realizar nuestra propia misión, no debería haber ninguna razón para “importunarlo”:… ¡Seamos los Arquitectos de nuestro propio destino!
Cumplir la meta depende de nosotros… Apelar a su “Presencia” (como una “muletilla”) no puede ser si no, una excusa para no asumir nuestro propio compromiso. Delegarle o endosarle la factura por nuestros actos, cómo práctica habitual, es maquillar nuestra propia incapacidad… Nuestra inutilidad para asumir, con plena conciencia, nuestra propia evolución espiritual y personal.
¿Entonces para qué sirven las religiones institucionalizadas, aparte de ser un eficiente instrumento para adoctrinar y difundir la ignorancia masiva, como un placebo que mitiga el horror a la libertad, frente a la incertidumbre de esta existencia?
Sus efectos y defectos deberían ser evidentes. ¿Por qué preferimos optar por el “síndrome del avestruz” en vez de tomar el control de nuestra propia vida? ¿Por comodidad? ¿No es un altísimo precio por la debacle social y ambiental (muchas de sus causas, también tienen su origen en los textos “sagrados”?
¿Podríamos justificar, individual o colectivamente, el colapso a que hemos reducido el inmenso potencial que tuvo nuestro país y que, sistemáticamente, se ha venido dilapidando,… ¿Fue Su obra o sucedió por nuestra propia incompetencia?…
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, NOTICIAS DEL CIELO, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

A PROPÓSITO DE LA NAVIDAD O ¿LA CELEBRACIÓN PAGANA A LA VIDA?

Luego de confirmar lo que, por años he sabido o intuido, al leer la interesantísima reseña de Luz María Malagón Quintana, sobre “Antiguos elementos en las tradiciones navideñas” queda claro que Marx se equivocó o se le ha traducido mal, porque no es la “religión el opio de los pueblos” sino el “Hongo””, como se documenta en este estudio, de recomendada y lúcida lectura.

Deja un comentario

Archivado bajo ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, NOTICIAS DEL CIELO

¡IMPRESIONANTE PROCLAMA!

¡IMPRESIONANTE PROCLAMA!

Por provenir de un país que tuvo el valor de eliminar su ejército, desde mediados del siglo pasado, La PAZ es un eslabón esencial en el ADN de los costarricenses y por eso, a pesar de las provocaciones sistemáticas de ciertos vecinos, que han hecho y hacen gala de su inexistente educación y memoria histórica, apelamos y seguiremos apelando a la diplomacia, al diálogo y a los más elevados valores que nos enseñaron nuestros padres.

Quien recurre a la mentira para entronizarse en un poder que se le ha usurpado a su propio pueblo, inventando una agresión inexistente por parte de nuestro país, es un provocador y un enemigo de la PAZ.

A esos gobernantes y a cuantos le apuestan a la guerra, les hacemos llegar esta valiente y descomunal exposición del veterano, Mike Prysner, quien levanta su voz, para llamar a las cosas por su nombre e impactar las conciencias adormecidas de la mayor parte de los seres humanos.

Ser testigos de su llamado, nos hace recobrar la esperanza y nos motiva a seguir luchando incansablemente por defender la PAZ que nos heredaron y que debemos legar al futuro:

¡Sobran las palabras y hacen falta manos dispuestas a la acción pacífica, para terminar de una vez y para siempre, con la destrucción y la guerra, con la explotación, la esclavitud y la agresión a los indefensos!

Levantemos nuestra bandera y mostrémosle al mundo, nuestro Himno Nacional, porque es el único que proclama sin apelativos:

¡VIVAN SIEMPRE EL TRABAJO Y LA PAZ!

1 comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL

REPENSAR LA ASTROLOGÍA

(…de la creencia a la sistematización de nuestro conocimiento…)

Siguiendo con las ideas “al vuelo” con que venimos,  debemos coincidir con las respuestas y los planteamientos expuestos pero antes de continuar, pongo pausa para ofrecer,

“las más sinceras condolencias al Pueblo Japonés por la tragedia sufrida a causa de los fenómenos naturales y por la emergencia nuclear”.

En cuanto al “enjambre sísmico”, es interesante el pico más agudo (el de 8,9°) porque dos de los elementos asociados a Plutón (Petróleo y Energía Atómica) fueron directamente afectados (Refinería y Planta Nuclear)

Javier Reinoso lo representa y describe:

Está claro que el “sistema” se está ajustando. Sólo que, con esa escala, cualquier pestañeo de la Tierra, nos pone en jaque y con las fuerzas implicadas… lo que verdaderamente da miedo es todo lo que tenemos al frente… sin posibilidades de huida…

Ernesto García, usando el programa Zodiac de Javier Reinoso, nos  muestra así la realidad que tenemos frente a nuestros ojos, a sólo pocas semanas (http://www.astrodreams.com/forosfiles/_por_qu__abril_2011.pdf :)

Abril 3 2011.png

La gran pregunta que queda flotando en el aire es, ¿por qué si la Astrología, ha venido levantando la voz en relación con las tendencias, pero por más contundentes que sean los avisos y su demostración, no se le pone la debida atención?

Voy a rescatar y digitalizar un ensayo ”REPENSAR LA ASTROLOGÍA, de la creencia a la sistematización de su conocimiento” que escribí hace años, porque hay una serie de indicios, a los que tampoco los astrólogos, les hemos dado la debida atención. Ésta es un primer acercamiento al tema.

La síntesis de la que parto, es la de que, ”el origen de nuestro cuerpo de conocimientos y el de las religiones es el mismo, como también lo es la evolución histórica que han seguido y también es el mismo de la crisis de la Fe“, en la que compartimos la misma cama, a pesar de que nuestra condición, desde 1600, es “clandestina” y por tal razón, nunca se institucionalizó: la sacralización de los “fenómenos naturales”, (que fueron considerados en la paleohistoria como dioses, en un panteísmo primitivo y elemental) adopta distintas formas y rituales, en las distintas culturas y sus etapas históricas, en las que, en un determinado momento, sus símbolos son suplantados y adaptados como base de los dogmas que se estructuran en cada una de las religiones o cuerpos teológicos conocidos.
En medio de un proceso “subliminal, que estremece las estructuras dogmáticas desde el Barroco”, éstos sufren distintos cismas y adaptaciones, pero a partir del siglo pasado y con el advenimiento de la tecnología y de los medios de comunicación, sistemáticamente se empiezan a minar las bases de todos los modelos simbólicos o teológicos, porque “el mensaje de fondo” no lo recibe el receptor (habitante común y silvestre) por parte del emisor tradicional (el Sacerdote, del Pastor, del Ravino, del Ayatolah, del Guía, Maestro, etc.), sino de los Medios de Comunicación (y en los últimos años de Internet)

Ésto es esencial, porque nuestra función como astrólogos, se ha venido convirtiendo en una especie de sucedáneo de los confesionarios o de los consultorios de psicólogos, en los que nosotros no oímos casi nada y a partir de nuestra lectura, damos nuestro diagnóstico, sin tener la mayoría, formación para proporcionar un seguimiento y mucho menos, un adecuado tratamiento…

El problema de base es que, los orígenes de -y mucha de- la información que procesamos, también están fuera de nuestro ámbito de estudio, de manera que vamos “a caballo” entre la ciencia, la tecnología, las comunicaciones, la mística, las religiones, las creencias, las supersticiones,… etc. ¿Y qué somos? ¿Qué rol cumplimos? Y hacia el futuro, ¿cuál deberíamos…?

La “masa” no cree en la Astrología por las mismas razones que no puede creer en la “religión o en sus ministros” (ignorancia, inconsistencia en el mensaje, falta de resultados tangibles, improbables promesas de premios o castigos).
Por ésto, parece natural, impulsar iniciativas para adquirir el estatus de “ciencia” para obtener credibilidad (sin embargo, muchas disciplinas lo tienen pero eso no representa ninguna garantía de exactitud o verosimilitud, por ejemplo las ciencias económicas, las ciencias sociales, etc.) Yendo más allá, ¿Se podría obtener “sentido de trascendencia” – esencial para el ser humano, a partir de sus demostraciones como ciencia?

El desafío que subyace, es el de ir construyendo un modelo conceptual que permita el restablecimiento de las conexiones simbólicas y reales entre la Astrología, en el sentido riguroso del término, el cosmos y el objeto de estudio, para que pueda cumplir su rol de “guía”

Si nuestro insumo esencial, es la Fe, sin importar el método que se aplique, la condición en la que estamos, es la misma comprobación de que todas las religiones institucionalizadas, están en crisis (Plutón pasó rasurándolas a todas y ahora viene a demoler sus estructuras) y si bien, nos salvamos en parte, es porque la Astrología, al carecer de una institucional,

ha funcionado espontáneamente como una respuesta a la necesidad de Iluminación (SOL) a través de la Sabiduría trascendente (Júpiter) en forma alternativa (Urano) mística universal (Neptuno) transformadora (Plutón) que proporcione estabilidad (Saturno) emocional (Luna) armónica real (Venus) que nos permita comunicarnos (Mercurio) y trabajar y luchar por nuestra existencia (Marte), pero sin la solidez requerida por el paradigma tradicional de la ciencia y tampoco sin mayor dirección.

Consolidar este discurso y sus tendencias nos llevaría hacia una urgente “ECOLOGÍA ASTRAL”. Sin ésto, seguiremos “ninguneados” por nuestra suma infinita de ocurrencias, charlatanerías y las carencias de rigor, seriedad, conocimiento, método y disciplina… además, agravado por el hecho de que “el exceso de información, sin dirección, asfixia al conocimiento“.

La libre interpretación fenomenológica (inventario descriptivo de los hechos, pasados o futuros)

NO SE PUEDE SISTEMATIZAR PROFUNDAMENTE, PORQUE LOS (SIEMPRE PARCIALES) RESULTADOS SON OBTENIDOS POR MEDIO DE MÉTODOS O PROCESOS DISTINTOS, CON DISTINTOS PARÁMETROS Y EN UN MODELO INFINITAMENTE COMPLEJO, ADMINISTRADO POR AGENTES AUTODIDACTAS, CASI SIEMPRE SIN CAPACIDAD NI FORMACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN. LAS EXCEPCIONES, AGOTAN SUS RECURSOS AL TRATAR DE DESENMARAÑAR LA NEBULOSA IMPERANTE.

¿Vamos a seguir hurgando sin un adecuado sentido?

Reitero mi absoluta complacencia por la seriedad de la mayoría de los “Aportadores(as)” pero, creo que seguimos “volando,” sin más que la base que nos ha proporcionado el esfuerzo de algunos, pero debería asustarnos a todos(as) el efecto Neptuno, como habitante de la casa 12… y la descomunal concentración de Violenta Energía Primaria concentrada en Aries y en tensión hacia Saturno y Plutón, como una configuración que nos dejará frente a una realidad desconocida y de la que será muy difícil restablecernos.

Observemos la imagen que nos remite, Ernesto García B. ¡por favor, vean las fechas!

La evidencia está expuesta y nadie parece reaccionar… los accesos los tienen los comunicadores y los medios…

En cuanto rescate el texto del ensayo, lo subiré. Estén atentos(as)…

3 comentarios

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO

REFERENCIAS ¿RELIGIOSAS?

(Notas hacia un pensamiento crítico de la visión religiosa)

La alusión a Isis y a Osiris, en al obra La Flauta Mágica de Mozart, desde nuestra perspectiva, es muy sugerente porque es el precedente de las historias bíblicas de Caín y Abel y la de María, José y Jesús sólo que, como antecedente aparece entremezclado en la mitología egipcia:

Osiris muere en manos de su hermano Set, quien lo despedaza, esparciendo sus restos por toda la tierra. Isis logra encontrarlos y los vuelve a unir, con excepción de un fragmento, por lo que al concebir a Horus, lo hace como “virgen”, al igual  que Jesús, es concebido por “obra y gracia” del Espíritu Santo.

Las semejanzas entre ambos, son sumamente reveladoras y para el ojo crítico, transgreden el plano de las simples coincidencias, como también ocurre con el caso de Moisés, las Tablas de la Ley y los Libros de los Muertos de los egipcios y aunque algunos lo expresan como un plagio, es evidente que como cultura somos la evolución de todo cuanto ha existido y nuestros símbolos no son casuales, ni fortuitos:

Parece muy revelador el hecho de que, como se menciona en los documentales, la estructura de la cosmogonía egipcia, heredada a la cultura judeocristiana y de ésta a nosotros, parte de la división de dos ejes de cuatro estaciones (equinoccios y solsticios), o cuatro elementos como los cuatro hijos de Horus. Igualmente reveladores son los números que se repiten en todas las culturas como sus símbolos. Los patrones ancestrales de las nuestras, también presentan los mismos patrones.

Todo ésto podría ser muy inquietante, porque dentro del modelo cíclico que contiene el saber astrológico, no debería sorprendernos que estemos en el inicio de uno nuevo, marcado por la impresionante conjunción que tendremos a partir de abril de éste año, en Aries, uno de los ejes en el modelo, con oposición a Saturno en Libra y en cuadratura a Plutón en Capricornio. Desde el punto de vista mitológico, Marte ha sido relacionado siempre como el Señor de la Guerra.

Y si “por la víspera se saca el día”, deberíamos prepararnos para una situación de creciente tensión, como la proyectada con una absoluta precisión para los sucesos del Norte de África y que nada sugiere que vayan a solucionarse, ya que lo que muestra el modelo de Astrología Mundial, es que la tendencia sea globalizante. De nuevo, ¿adónde se iniciaron estos eventos? ¿Es coincidencia que haya sido en Egipto…

Hace muchos siglos, la Astrología dejó de estar regida por coincidencias. Con lo derivado del sismo del 11 de marzo en el Noreste de Japón, algunos de los miembros del Foro de Astrodreams, liderado por su programador y astrólogo Javier Reinoso, levantaron el mapa de la planta de Fukushima y lo que representan los símbolos es más que contundente:

Si a los seres humanos, les quedara un gramo de sensatez, deberían volver a observar hacia el Cielo, porque como dice el Eclesiastés, “no hay nada nuevo bajo el Sol”… (ni siquiera nuestra torpeza ni obcecación…) o, cómo dice nuestro pueblo: “señales en el Cielo, desgracias en la Tierra”

¡Todo ésto, plantea una rigurosa correlación con algunas de las profecías de los Mayas, las que sin duda, parecieran indicar una mayor exactitud que lo que conocemos a través del instrumental de toda la ciencia actual!

Deja un comentario

Archivado bajo 02-ASTROLOGÍA, ARTÍCULOS, ASTROLOGÍA MUNDIAL, PENSAMIENTO ASTROLÓGICO